APOYAN:

 

¿PARA QUE SIRVE EL ALOE VERA?

El Aloe Vera es una sustancia de enorme potencial terapéutico:
"penetra en los tejidos heridos, alivia el dolor, es anti-inflamatorio y dilata los vasos capilares, incrementando así el suministro de sangre a la región afectada."

Una de las explicaciones más científica que se pueda ofrecer es la de que el Aloe contiene complejas enzimas que funcionan como catalizadores, o tal vez se los pueda describir como agentes provocadores, que causan diversas reacciones en el organismo, principalmente benéficas; como ser, entre otras, la rápida cicatrización de las heridas. Y no solamente se abrevia el tiempo de curación con el Aloe, si no que las cicatrices que resultan son más pequeñas y mucho menos visibles, de colorido más natural.

El Aloe es doble beneficio, pues se lo aplica directamente sobre los tejidos dañados para aliviar dolores y acelerar la cicatrización; y también se lo puede beber para beneficiar al sistema digestivo e intestinal. Regulariza las funciones de los intestinos y, sin purgar, contribuye a la saludable eliminación de desechos, y al mejor aprovechamiento de los nutrientes disponibles. Y esto a su vez ocasiona discusiones, pues no siempre hay acuerdo de si logra alivio directamente por acción enzimática, o porque el organismo está mejor alimentado y por lo tanto más capacitado para reestablecerse, pero lo que sí resulta obvio es que con este sinergismo el Aloe Vera tiene la culpa de muchas mejorías.

Lo que realmente importa es que vayamos aprendiendo y poniendo en orden las largas listas de las benéficas propiedades del Aloe que se han venido observando durante miles de años. Muchos y muy antiguos documentos mencionan a esta planta misteriosa, inclusive La Biblia. Hipócrates menciona sus propiedades curativas, y se sabe que los antiguos médicos militares, como en los ejércitos de Alejandro Magno, aprovechaban el efecto calmante y curativo de las hojas cortadas de plantas que encontraban en sus marchas.

Sin penicilina o sulfas evitaban infecciones con la simple aplicación de un trozo abierto de Aloe Vera directamente sobre la herida. Y hoy en día hay miles de señoras que siempre tienen a mano una o más plantas de donde cortar un trocito de hoja que aplican a la quemadura u otra lastimadura de sus hijos o maridos, tratamiento que sumándose al efecto mamá/doctora trae alivio casi al instante. Un sencillo y económico remedio que bien se podría adaptar en las salas de emergencia de las clínicas y hospitales modernos.

Siendo que se consiguen productos elaborados científicamente y a conciencia, que conservan las propiedades del Aloe por largo tiempo, ya no es necesario que cada uno cultive sus propias plantas para disfrutar de sus múltiples beneficios. Hace mucho tiempo que descubrieran, quienes lo intentaron, que no se pueden hervir, ni secar, ni tampoco congelar las hojas de esta planta sin que se pierdan sus saludables propiedades. La luz solar también destruye las buenas propiedades del Aloe, aún cuando se hubiera elaborado adecuadamente el producto. Hay unos pocos laboratorios que le dedican el suficiente cuidado y esmero al procedimiento, en frío, adecuado para elaborar productos seguros y eficaces, cosa que es de suma importancia pues el Aloe es el ingrediente principal en muchas de las mejores preparaciones cosméticas, en algunos productos medicinales, y en diversos suplementos para la buena nutrición.

Una de las razones por la cual es el Aloe Vera tan útil se debe a que contiene una buena variedad de proteínas, por lo menos unos 22 aminoácidos; varios carbohidratos complejos, como ser polisacáridos, glucosa, galactosa y xilosa. Ofrece también las vitaminas hidrosolubles, B1, B2, B3, B6, B12, ácido pantoténico y fólico, biotina, colina, inositol, etc. como también muy necesarios minerales como el calcio, magnesio, hierro, cinc, manganeso y potasio.



® 2005 Saludablemente - Todos los derechos reservados - saludablemente@montevideo.com.uy